La Reforma Energética

Ahora que estamos en Agosto y la mayoría de las empresas están de vacaciones o a cargas bajas de trabajo, queremos presentar algunas reflexiones tardías a la aprobación de la primera de las reformas que afectarán al sector eléctrico:

 

¿Por qué se ha tenido que realizar esta Reforma?

El coste de producción de la energía no es el coste real que llega a los bolsillos, por lo que cada año se produce una diferencia entre el coste de producción y los ingresos del sistema. Esto genera un déficil que ha ido aumentando con el paso del tiempo y está claro, que alguien tiene que pagar por este déficit; que se estima asciende a unos 4.500 Millones de euros anuales.

 

¿Quién se hace cargo del déficit?

Según lo que parece, va a ser un reparto entre todos los consumidores, el Gobierno y el resto de participantes del sistema, lo cual saldrá de lo que recibían anteriormente las eléctricas y el sector de energías renovables como primas para incentivar el consumo. Este último punto es muy importante porque el panorama para las energías renovables ha cambiado radicalmente.

 

¿Era una reforma necesaria?

Es obvio que sí, por unas razones u otras, se estaba generando un déficil que alguien iba a tener que pagar. A las compañías eléctricas se les debe un gran montante de dinero que no podía dejar que siguiese aumentando exponencialmente y en algún momento se iba a tener que meter mano. Otra pregunta es si la reforma está bien planteada o hubiera sido necesario haber hecho una reforma REAL del sistema, lo cual es obvio que no se ha hecho.

 

¿Consecuencias de la reforma?

Sin entrar a valorar quien y cómo se debe eliminar este déficit, está bastante claro que las empresas han perdido competitividad. Por un lado ha aumentado el término de potencia en más de un 60% que para aquellas empresas que estuviesen “sobreviviendo” con baja producción va a ser un palo bastante importante.  Además se modifican las primas a las renovables e incluso se valora el hecho de que las instalaciones que hayan cobrado más dinero de la rentabilidad especificada (7,5%) pueden tener que devolverlo.

 

¿Y el autoconsumo y Balance Neto? 

Respecto al Balance Neto, un año más tarde, se sigue sin saber nada de él. Respecto al autoconsumo hay que tener en cuenta que a las renovables se les desincentivan las primas. Esto va a ser un elemento muy importante ya que hay una gran cantidad de personas y empresas que siguiendo unos parámetros regulados decidieron a invertir su dinero en unas instalaciones que en un plazo razonable de tiempo les permitiría recuperar su inversión, pero ahora se encontrarán con que esto no es así. Un problema para afrontar pagos y deudas.

Además ya se ha hecho público que se empezará a grabar las instalaciones para autoconsumo, lo cual es una absoluta barbaridad, y terminará con un sector de trabajo profesional de muchas pymes que se dedicaban a la generación de ahorro a través de instalaciones de autoconsumo. Las queridas ESE´s.

 

¿Conclusiones?

La nueva reforma es un absoluto disparate que pretende no arreglar nada, sino seguir poniendo parches a un sistema eléctrico que necesita urgentemente una reforma real y desde dentro, desde las eléctricas, hasta los productores, pasando por los consumidores, y no solo un capricho de quien manda e intenta vender una reforma que no es más que algo grotesto.

Se cargan un sistema de primas que obviamente no era el más interesante y que es cierto que había que retocar, pero sin tener en cuenta las inversiones hechas ni como se van a recuperar ahora las mismas, y para colmo se grava el que se puedan llevar a cabo instalaciones de autoconsumo, con lo que implicaban desde el punto de vista económico y climático.

Y para colmo, no han sido capaces siquiera de dejar contentas a las grandes eléctricas, que a pesar de lo que muchos puedan pensar, han sido, siguen siendo y seguirán siendo un pilar fundamental de la economía, tanto por la generación de energía como por la cantidad de empleos tanto directos como indirectos que siempre han generado.

Y lo peor de todo….es que desde el ministerio dicen que esto no ha terminado. Que habrá más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *