La ciudad conectada a una batería

Un consorcio de empresas almacena energía eléctrica de renovables en baterías

El producto ya se está probando en Gran Canaria, La Palma y La Gomera

La electricidad que consumimos en el día a día está siendo generada en cada momento en alguna central eléctrica, después viaja por las redes de transporte y distribución hasta que llega al usuario. Aunque existen métodos de almacenamiento, su aplicación a gran escala «no era viable» por su alto coste, la falta de recursos o su complejidad. Aunque a pequeña escala si hay ejemplos de acumulación de energía en baterías (como la de un coche), parecía impensable que una batería pudiera alimentar una ciudad entera. Hasta ahora.

El proyecto STORE ha logrado desarrollar una batería que almacena energía eléctrica de fuentes renovables y puede abastecer hasta 1.000 viviendas durante cinco horas. Y viable económicamente. El producto es el resultado de la colaboracón de las empresas Endesa, Televent, Isotrol e Ingeteam en el proyecto «almacenamiento de electricidad más importante de Europa», asegura Juan Carlos Ballesteros, subdirector de I+D de Endesa en un comunicado. «Hemos demostrado que es posible almacenar energía eléctrica con el excedente de las energías renovables», añade. El proyecto será clave en el desarrollo de sistemas eléctricos independientes o, como también se conoce, la generación distribuida. «Consiste en que un pueblo se va aislar de la red principal y va a crear su propia red», resalta Ballesteros.

 

Fuente: Diario El Mundo

La iniciativa persigue la plena integración de las energías renovables, ya que el almacenamiento permite ampliar la capacidad operativa de las plantas durante las 24 horas del día, independientemente de las necesidades puntuales del sistema. El profesor del CSIC José Luis García Fierro explica que «durante la noche hay aerogeneradores que producen electricidad porque el viento sopla a esas horas, pero en ese momento hay poco consumo eléctrico y tenemos exceso de energía eléctrica». Las nuevas baterías se presentan como una alternativa para acumular ese exceso. Desde el punto de vista medioambiental, al fomentar el uso de energías renovables, como la eólica y la solar, la reducción de dióxido de carbono es «considerable». Según García Fierro, el concepto de producción y uso intercalado con el concepto de almacenamiento es de «enorme utilidad» desde el punto de vista de la eficiencia.

El consorcio de STORE ha logrado demostrar la integración de tres tecnologías de almacenamiento energético (baterías de ion litio, ultracondensadores y volantes de inercia) en un entorno real, de forma eficiente, en ámbitos eléctricos aislados, donde su impacto es de mayor relevancia, como es el caso de los sistemas insulares. Desde principios de 2014, las baterías ya están funcionando en tres plantas de almacenamiento de energía eléctrica de Endesa en las Islas Canarias, en concreto, en Gran Canaria, La Palma y La Gomera.

Tres plantas, tres tecnologías

Cada instalación que se ha desplegado en el archipiélago canario desarrolla una tecnología distinta. La de Gran Canaria es de almacenamiento electroquímico mediante baterías ion litio y busca probar las capacidades reales para aportar servicios complementarios permitiendo gestionar la demanda. Los equipos que se han instalado en La Gomera aportan inercia y potencia activa para la regulación primaria, además de conseguir una estabilización continua de la frecuencia de la isla. Por su parte, en La Palma, la instalación de la tecnología de ultracondensadores aporta estabilidad a la frecuencia del sistema y valida su capacidad para evitar pérdidas del suministro ante averías imprevistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *